A quienes han creído lo publicado por Álvaro Cueva les pido, por favor, que vuelvan a leer el artículo. En un tono sarcástico, lo que dice es que los mexicanos creemos lo que sea, menos la verdad. Si leen con detenimiento, hay una parte en la que dice, y cito textualmente “¿Por qué le estoy escribiendo esto? Porque es justo lo que mucha gente quiere leer, lo que mucha gente quiere escuchar. Las nuevas generaciones están acostumbradas a que todo se les haga a su modo”.

En su artículo critica a todo aquel que ha dicho que el detenido no es el Chapo, y lo hace tan bien, que muchos entendieron lo que quisieron y no lo que el autor quiso decir. Punto para Cueva y puntos menos para muchos lectores.

El detenido SÍ es el Chapo Guzmán. Si hubo algún arreglo para que se entregara, si pactó con la DEA y el gobierno mexicano o si fue, como oficialmente se ha dicho, un operativo limpio y exitoso, el resultado es el mismo: está detenido en una prisión de máxima seguridad.

Chapo
Hay muchas cosas de las que no nos vamos a enterar y que son campo fértil para especulaciones y teorías de la conspiración. ¿Conoceremos los nombres de políticos y empresarios cómplices del Chapo? Yo no apostaría por ello. ¿Nos informarán de los procesos que el Chapo seguía para lavar su dinero e introducir droga a los Estados Unidos? Seguramente no.

HSBC

La razón por la que no creemos lo que nos dicen puede deberse a que jamás nos es comunicada la verdad sobre nada. Nos dan verdades a medias, si acaso nos dan algo, y eso es justo lo que nos puede llevar a creer en lo que sea. Es por eso que hay un ingrediente indispensable cuando leemos algo. Ese ingrediente se llama criterio y, desgraciadamente, es muy escaso.

Lo único que tenemos claro es que Guzmán Loera está detenido en un penal de máxima seguridad y que otros beneficiarios de su violencia y sus negocios están libres. Políticos, policías, militares y empresarios que ganaron millones gracias al Chapo deben estar nerviosos, pero lo más probable es que sigan con sus vidas en un gran país en el que nunca pasa nada.

Aquí el link al artículo de Álvaro Cueva.

http://www.milenio.com/firmas/alvaro_cueva_ojoporojo/Chapo_18_255154497.html

Anuncios

Acerca de felixloperena

Soy un apasionado de México, de su historia (la verdadera, no la oficial) y de todo aquello que sucede en nuestro país
Enlace | Esta entrada fue publicada en Política y Noticias y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¿En dónde quedó el criterio?

  1. Sinceramente, me gustó más tu artículo que el de Álvaro Cueva… digo, fue un buen uso del sarcasmo, pero luego desvaría y psicoanaliza a los Millenials…

    Por cierto, aquí está el link donde Álvaro Cueva tiene que aclarar porqué escribió cómo escribió:
    http://www.milenio.com/firmas/alvaro_cueva_elpozodelosdeseosreprimidos/guerra-mundos_18_255754463.html

    • El Asunto sigue siendo el mismo: la carencia de criterio por parte de muchos es lo que nos tiene atorados. Y el criterio no es algo que se venda en una tienda de abarrotes. Es cuestión de educación y formación, lo que nos regresa al punto de analizar la educcación. Es un círculo vicioso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s